Arenas del Tiempo

Menú Cerrar

Volver a Ser…

Tras casi un siglo en la vida,  vuelves a ser tan niña, como debo haber sido yo, cuando me arrullaste en tus brazos…

Sí la vida ha sido dura, pero también ha sido buena… te ha dejado conmigo para que sigamos jugando…

«Soy muy afortunada, cuando el tiempo como brisa sopla a mi favor» Ananké

Ya te cuento… no todo son tristezas y cicatrices, no es por presumir, es agradecer a la vida la felicidad que me da. He tenido los colores de al nacer tener todos mis abuelos y 3 bisabuelas… de allí que quizás sea un poco amante de la experiencia que da el tiempo y los cuentos e historias interminables que han repetido una y otra vez…  Unos de ellos estuvieron más tiempo en mi vida y  a otros les toco menos… pero siempre su amor supero lo que mi corazón esperaba.

(Si alguien le falta alguno, yo le presto los míos y mis experiencias, de todo corazón)

Y mi abuela vuelve a ser niña… y yo vuelvo a jugar con ella

Y respiramos cada día una nueva ilusión, no han pasado los años o a lo mejor sí, pero al cabo de casi cien años, ella está aquí, esperando que llegue el nuevo día, para llegar a jugar con su nieta, otra vez.

Me da una ternura infinita. Y el universo se me pone de colores, hay magia en la vida, te lo prometo, a veces no la sabemos ver. Cada día cuando se despide, me persigna ya no una vez sino cinco, se le aguan los ojos, como si no verá nunca más y se marcha, y al día siguiente la fiesta vuelve a empezar.

Prometo que moriré de dolor, el día que en su ausencia ya no juguemos más; más no puedo permitirme empañar el «ahora»,  debo llenar mis brazos de abrazos y besos, que de lo contrario se quedaran… y sí que por un instante cuando estamos, juego  a detener el tiempo, nada existe, nada va… sólo estamos… y volvemos a jugar como hace medio siglo para mí, ya es casi un siglo de vida para ella.
Bailamos con la vida…  y ambas somos niñas, el mundo se cae afuera, pero en nuestro mundo, solo somos felices.

Algo de Nuestros Días

  • Hola, cómo estas?
  • Te quedas a almorzar? No que me da pena
  • No que hoy he preparado….
  • Ahhh, pero si haces el espagueti con pollo que tanto me gusta (siempre trae el menú en la mente y yo lo disfruto)
  • si podría…
    … por supuesto que eso comemos

 

  • Halo
  •  estamos en tu puerta, no has escuchado el timbre?

–  (abro…. saludo, ofrezco de tomar… etc) –

  • pensé que no venias hoy
  • no, pero pasaba por acá, qué vas a almorzar?
  • pues… no he pensado
  • y sí (ya sé que algo tiene en mente, jaja) …
  • si podemos almorzar juntas
  • qué te gustaría comer?
  • pues no sé, cualquier cosa esta bien
  • bueno … una carne (no mucho le gusta, jaja)
  • no mejor tu ensalada y si tienes le yogurt que me diste el otro día
  • perfecto comemos ensalada y yogurt… mañana pienso hacer…
  • ahhh entonces si vengo….

«Prometo, que cada día que tengamos juntas, lo disfrutaremos, y simplemente bailaremos y lo viviremos». Ananké

No soy tonta, sé que eres importante para mí y yo para ti. Ya me han dicho que «presientes» que te despides, no lo sé con certeza. Se lo que hoy te tengo, lo gris ya ha pasado, hoy toca ser feliz.

 

Prometo – Pablo Alborán

Quiero volver a ser quien te amaba como un juego de niños
Volver al verde de tu mirada y secar la pena que hoy nos cala
Quisiera amanecer como antes, desnudo contigo
Curando el amor, rompiendo el reloj, a golpe de calor y frío
Y respirar lo que nos quede
Bailaremos nuestro tango en el salón
Si te atreves, no me sueltes
Prometo que no pasarán los años
Arrancaré del calendario las despedidas grises
Los días más felices no han llegado
Te prometo olvidar mis cicatrices
Y devolver lo que he robado
A tus dos ojos tristes
Te prometo que nos mudaremos pronto
Del fracaso y desconcierto
A la calle del silencio
Te prometo que vamos a volvernos eternos
Me voy a desprender de una vez, de mis montañas de arena
De acantilados y de mis días pesados, mis naufragios ya no valen la pena
Me voy a desprender de todo aquel que no nos mire de frente
De los poetas de palabra hueca, del ruido que ahogue tu canción favorita de amor
Y respirar lo que nos quede
Bailaremos nuestro tango en el salón
Si te atreves, no me sueltes
Y prometo que no pasarán los años
Arrancaré del calendario las despedidas grises
Los días más felices no han llegado
Te prometo olvidar mis cicatrices
Y devolver lo que he robado
A tus dos ojos tristes
Te prometo que nos mudaremos pronto
Del fracaso y desconcierto
A la calle del silencio
Te prometo que vamos a volvernos
Quiero un bosque, un agujero en la noche
Un pausa en medio de todo el desorden
Quiero un combate de besos sin amarres
Quiero un lienzo para hacer de colores tus lunares
Hoy saldremos en las noticias de la tarde
Por haber sabido amarnos, ilesos del desastre
Cuando no ha sabido nadie
y prometo que no pasarán los años
Arrancaré del calendario las despedidas grises
Los días más felices no han llegado

Te prometo olvidar mis cicatrices
Y devolver lo que he robado
A tus dos ojos tristes

Yo te prometo que nos mudaremos pronto
Del fracaso y desconcierto
A la calle del silencio
Te prometo que vamos a volvernos eternos
Eternos