Arenas del Tiempo

Menú Cerrar

La insoportable incomodidad con uno mismo

Todos soñamos en GRANDE. La realidad es que solo unos pocos tienen el coraje y la determinación para hacer realidad esos sueños.

Pero… ¿será acaso que somos débiles de carácter por naturaleza? Es decir que nos acomodamos y nos resulta difícil tomar riesgos.

Todos los que logran alcanzar esos sueños por imposibles que parezcan, han experimentado en su mayoría una tremenda inconformidad u incomodidad con ellos mismos y con su entorno. Esta tremenda picazón interna es el acicate, el motor que les lleva a provocar cambios extraordinarios en sus vidas, o a conseguir resultados casi increíbles para los demás mortales.

Aprendiendo de las langostas

Basándose en la manera en que crecen las langostas, el Rabino Abraham J Twerski, nos explica a continuación cómo utilizar esa incomodidad para crecernos.

¿Por dónde comenzar?

De seguro te estás rascando la cabeza, preguntándote cómo puedes hacer lo que la langosta para crecer, y te lo digo yo:

“Todo lo que necesitas es ejercitar el desapego.”

– Si… Si, muy lindo, pero cómo lo hago. Continúas preguntando

Paciencia… una cosa a la vez, mientras tanto compra todo el coraje que puedas porque lo vas a necesitar.