Arenas del Tiempo

Menú Cerrar

Hola 2019

Quizás me viste un poco silente a finales del 2018, a lo mejor no lo percibiste… puede pasar. Y es que entre Fiesta y algarabía, que también disfruto, sobre todo en lo que a las sonrisas de niños va… la melancolía y la nostalgia en mi alma suelen entrar. Puede pasar…

Cuando un año, ciclo, etapa… tiempo termina o inicia, podemos llegar a pensar, reflexionar, incluso a extrañar lo que ya no está o quienes su ausencia la cicatriz en el corazón han dejado ya.

Ser feliz está bien; valorar el presente está bien, y recordar el pasado como soñar con el futuro también lo está… Puede pasar.

No es contradictorio, ni excluyente… puedes vivir la magia los regalos en el corazón de los niños, como yo lo hago con mis nietos, y al mismo tiempo extrañar la magia de años anteriores de las personas que ya no están, como yo que no dejo pensar en los abrazos de mi papá.

Y pienso entonces, todo el ciclo corre y va, alguna vez, quizás me extrañaran; puede pasar.  Más como todo me gustaría cerrar, este fragmento de pensamientos, con un puñado de buenos deseos que me enviaron en esta era moderna vía WhatsApp, y que algún día te puede impulsar a seguir como me paso a mí.

Feliz 2019 – Ananké

Las personas exitosas tienen dos cosas en sus labios, “sonrisas y silencio”. La sonrisa puede resolver un problema, el silencio puede evitar problemas.

El azúcar y la sal se pueden mezclar pero las hormigas rechazan la sal y se llevan solo el azúcar. Selecciona las personas correctas en la vida y haz tu vida mejor y más dulce.

Si no logras tus sueños, cambia tus caminos, no tu Dios. Recuerda, los árboles cambian sus hojas y no sus raíces.

Nunca llegarás a tu destino si te paras a arrojar piedras a todos los perros que ladran.

Los enemigos te verán caminando sobre el agua y dirán que es porque no puedes nadar. Incluso si bailas sobre el agua, tus enemigos te acusarán de levantar polvo.

Haz que tu ambición sea vivir una vida tranquila, ocúpate de sus propios asuntos y trabaja con tus propias manos.