Arenas del Tiempo

Menú Cerrar

Autor: Ananké (Hilvanando Mi Destino) (page 1 of 5)

Vivimos Rápido

 

Vivimos esperando
a que la vida nos espere.

La vida es lenta, muy lenta,
y nosotros vamos rápido, muy rápido.

Comemos rápido,
hablamos rápido y dormimos rápido,
mientras la vida no entiende
de esos espacios temporales estresados.

La vida es eso que pasa
mientras nosotros corremos.

Vivimos esperando el momento perfecto,
sin utilizar el momento y hacerlo perfecto.
Ese momento donde nos preocupamos más
por lo material que por nosotros mismos.

Vivimos esperando
que la jornada termine para llegar a casa,
vivimos esperando que sea viernes
(olvidando que el que no es feliz un miércoles
tampoco lo será el fin de semana).

Vivimos esperando que lleguen los puentes,
las vacaciones, el verano…

Vivimos esperando que pase algo,
y lo único que pasa
es la vida.

Autor: César Poetry

Monotonía…

“Simplemente trataba de romper la monotonía de mi existencia…”

  • Cambio de hábitos, incluso de país por unos días… y nuevamente al tiempo, se encuentra acá, sentado, viendo pasar la vida…

Leer más

Hola 2019

Quizás me viste un poco silente a finales del 2018, a lo mejor no lo percibiste… puede pasar. Y es que entre Fiesta y algarabía, que también disfruto, sobre todo en lo que a las sonrisas de niños va… la melancolía y la nostalgia en mi alma suelen entrar. Puede pasar…
Leer más

A Mis Hijos

(No suelo dedicar las anotaciones, pero esta es el corazón quién me manda)

El tiempo ha transcurrido más radipo de lo que imagine, y hoy dos de los tres ya padres son.
Leer más

¿Qué te gustaría?

Me preguntas: Qué me gustaría en la vida?
Leer más

Cada Día Muero Un Pedacito….

Sé que tu voz, sonido no tiene,  más que en mi memoria
Más  aun así se escapa para conversar conmigo
Sé que tu mirada, es ahora más grande y en tu corazón…
Sigo siendo “la niña de tus ojos”
Quizás estoy más sola sin ti, papá
O a lo mejor me acompañas más por el resto de mi vida.
Leer más

Sollozando…

No importa la hora,
reposa al pie del arbol,
mientras solloza y las lágrimas
resbalan sin querer y sin detenerse.
Leer más